Cigarrillos.cl

 
Guía y Directorio Web de Clínicas, Hospitales, Médicos Broncopulmonares y Cardiólogos en Chile
Noticias

 

Según nos cuenta naturalmedicine, la FDA notificó a los profesionales y pacientes de la salud sobre los peligros de los cigarrillos electrónicos.

Y yo, más que asombrarme por los peligros, me asombré por el propio aparato. ¡Ni sabía que existían!

La cuestión es que existen y son peligrosos, ya que un análisis de laboratorio hecho por la FDA demostró que contienen productos químicos tóxicos y cancerígenos.

Los cigarrillos electrónicos, también llamados “e-cigarrillos”, son dispositivos que operan por medio de batería y contienen cartuchos de nicotina, sabor y otros productos químicos.

El cigarrillo electrónico convierte la nicotina (que es altamente adictiva) y otros productos químicos en vapor, y este es inhalado por el usuario.Los cigarrillos electrónicos se comercializan on-line y en centros comerciales, pueden ser consumidos por jóvenes y vienen en varios sabores (como menta y chocolate).

 

Sin embargo, los estudios demuestran que no son carmelitas descalzas. Hay que mirarlos con cuidado como a sus hermanos, los cigarrillos tradicionales.

La División de Análisis Farmacéutico de la FDA analizó los ingredientes que estos dispositivos contienen en sus cartuchos. El análisis abarcó las dos marcas líderes del mercado y los resultados fueron contundentes: en una de las muestras se encontró dietilenglicol. Una sustancia que se usa en los anticongelantes y es tóxica para los seres humanos. Y en otras varias muestras se encontraron sustancias cancerígenas, como por ejemplo nitrosamina.

Los cigarrillos electrónicos no contienen advertencias sanitarias, ya que no fueron presentados a la FDA para su evaluación y aprobación. Por eso mismo, es imprescindible tener cuidado.

Fuente: http://www.otramedicina.com

< Volver a Página de Inicio
 
Más Noticias

Fuente : medicinas.com.mx
Fumar multiplica por cuatro el riesgo de sufrir artritis reumatoide, según un estudio

El tabaco predispone hacia el subtipo más frecuente y grave de esta enfermedad

Un estudio realizado en varios centros sanitarios españoles vuelve a poner en evidencia que fumar es un hábito muy perjudicial para la salud. Concretamente, este trabajo indica que el consumo habitual de tabaco multiplica por cuatro el riesgo de sufrir artritis reumatoide. Además, el hijo de un paciente con artritis reumatoide que fume tiene un riesgo casi 10 veces mayor que la población general de padecer la enfermedad, aseguraron los autores de esta investigación.
Presentado en el último congreso de la Liga Europea contra las enfermedades Reumáticas (EULAR, sus siglas en inglés), celebrado en Copenhague (Dinamarca), este estudio ha sido coordinado por Alejandro Balsa, jefe de Sección de Reumatología del Hospital La Paz (Madrid). Asimismo, han participado miembros de la Unidad de Inmunología del Instituto de Parasitología y Biomedicina López Neyra de Granada y de la Unidad de Inmunología del Hospital Virgen de las Nieves, que consiguieron reclutar a un total de 566 pacientes de 50 años de media de los que la mitad no padecía artritis reumatoide en el momento de la investigación.

Balsa explicó que el tabaco es un factor de riesgo para padecer artritis reumatoide, sobre todo el subtipo más frecuente y, además, el más grave, aquella con anticuerpos anticitrulinados positivos. Ello se explica por el componente genético y ambiental que tiene esta enfermedad, afirmó.

La artritis reumatoide causa la inflamación de las articulaciones y tejidos circundantes, a lo que sigue, en ocasiones, un comportamiento extraarticular que daña órganos como el pulmón, el corazón y el riñón.España hay en la actualidad más de 200.000 personas que padecen esta patología y cada año se diagnostican 20.000 casos nuevos.